Información 969 376 400    

GREEN VALLEYS

Cuentos de Albergue Serranilla

Green Valleys y su cuento de Navidad

By A. Monteagudo

La casita es de techos bajos, ventanas redondas con vistas al horizonte y en la entrada un pequeño jardín engalanado de árboles frutales. El tejado remata una pequeña chimenea de piedra y en el que muy a menudo anida una familia de cigüeñas.

No es muy grande, el interior de la casa no da para mucho porque la familia es muy modesta, aunque no les falta lo más importante para vivir; la cosecha propia y el ganado da suficiente para salir adelante. El padre cuida de sus animales en la pequeña granja y la madre con sus tareas domésticas tienen ocupación para todo el día. Anéis y Pablo, ella de 9 años y el de 7, van a un pequeño colegio que hay cerca, a unas cuantas millas de allí, estudian en una pequeña escuela que enseña a todos los niños de la región llamada Small Town.

En la pequeña ciudad apenas hay 300 habitantes. Todas las familias viven de sus propios recursos y se aúnan en una comunidad próspera y unida. También hay una pequeña iglesia, un negocio local que se ubica nada más llegar a los aledaños del pueblo donde Nyke y Anna, venden todo tipo de cosas. A la pequeña ciudad, llega un carromato cada lunes sobre media mañana con provisiones y alimentos para la villa. Andrews que conduce a los caballos que tiran de él, es un hombre ajado por la edad, desarropado y con una barba que muy probablemente tenga tres décadas.

A la salida del pueblo, dejando el ayuntamiento a la izquierda hay una modesta herrería, a continuación, una cantina y al final, ya casi llegando al río una clínica en la que el médico del pueblo cuida de la salud de los vecinos. Denisse, es un hombre de cuarenta y cinco años que se vino de la gran ciudad después de acabar su carrera de medicina porque había enviudado muy joven y decidió dar un cambio a su vida, y que mejor que venir a Little Town Tree.

El alcalde y el cura son la misma persona. Jacob, es una hombre muy querido por sus convecinos fue el fundador de la ciudad, se vino con muy pocos años y creció en el valle, mas tarde regreso a la gran ciudad a cursar sus estudios religiosos para después volver y ocupar su puesto de responsabilidad en el pequeño ayuntamiento. Los domingos celebra la misa y asiste a los vecinos cuando tiene que confesar. El resto de la semana, cuida de sus gallinas y cerdos y lo alterna con la alcaldía.

A Green Valleys que así se llama el pueblo, se llega después de abandonar el cruce de caminos a la derecha, sigues una carretera empedrada y retorcida entre las montañas y un puerto en cuya cumbre se levanta la enigmática figura de un ser alado con cabeza humana. En los aledaños del pueblo, los bebederos para los animales y una fuente de varios caños por donde el agua fluye todo el día reciben a los visitantes.

Desde hace varias semanas se vienen aconteciendo algunos hechos misteriosos que tiene a la población inquieta. Durante la noche y parece que desde el profundo bosque se oyen unos ruidos extraños. Todas las noches si pones el oído, resuenan ecos de sonidos metálicos y un martilleo constante. Si de madrugada te acercas a la colina que hay sobre el río, también se pueden oír voces en la lejanía y un ruido parecido al de una locomotora de vapor.

Estos acontecimientos que han aparecido recientemente, tienen preocupado a Jacob y ha pedido a los vecinos que no salgan a la calle de madrugada hasta aclarar los sucesos y de dónde vienen esos sonidos. Jacob ha organizado un grupo de mayores, para investigar y preparan una expedición nocturna a aquel lugar de donde suponen que llegan eso misteriosos sonidos.

La Navidad esta cerca, en Green Valley se vive muy apasionadamente y se organizan unas celebraciones muy vistosas de y intenso colorido. Como es natural participa todo el pueblo e incluso algunas veces vienen de otros lugares a disfrutarlas. Este año hay una cena de gala que organiza Terry. Él es junto a su mujer y la abuela de esta, los patronos del aserradero del pueblo. Se encargan del mantenimiento de los corrales y de tener los techados de madera de las viviendas en buen estado. Además, hacen trabajos de carpintería y restauran los carruajes que hay en la región. Les toca a ellos preparar los festejos y el menú de la cena de este año que habrá la noche de Navidad. Cada año le toca a un vecino distinto. Se organiza como una pequeña competición para saber quién asa mejor la carne que se comerán los más de doscientos invitados. Terry ha pedido a la bodega de la comarca que le aprovisionen de vino y licores para la celebración. Los gastos corren por cuenta de la comunidad con pequeñas aportaciones individuales. Todos viven encantados con estos festejos. Habrá “clinking lights”,que es como aquí llaman a los fuegos artificiales, música y baile hasta casi el amanecer.

Pero ha llegado la primera nevada de este invierno y los ciudadanos empiezan a enfundarse sus gorro de lana con sus bufandas de colores. En las aceras de las estrechas calles empieza a amontonarse la nieve y de madrugada, el suelo está helado, por eso los vecinos comienzan a utilizar sus zuecos de madera, así impiden descuidados resbalones.

Pero…

Please follow and like us:
error20

Impactos: 3

By Serranilla

Consultor en Social Media y Analitica SEO. Social Media y Copywriter. Autor, escritor y ponente.

Comentarios (0)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook2k
Facebook
YouTube127
YouTube
Instagram513
1
¡Hola Soy Vanesa! ¿Qué quieres saber?
Powered by